domingo, 15 de mayo de 2016

El Tiempo de la Política no es necesariamente el Tiempo del Pueblo

Tomado de blog del Observatorio Venezolano de las Autonomías, una publicación del Profesor Nelson Acosta Espinoza que resume la gestión de una iniciativa que un conjunto de ciudadanos y organizaciones hemos acometido con la finalidad de fortalecer a la MUD Carabobo.



Bajo el lema de “el tiempo de la política no necesariamente es igual al tiempo del pueblo” un grupo de ciudadanos residenciados en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, redactó un sencillo documento en donde exponen consideraciones sobre el momento político actual. En forma breve, pero concisa, repasan las dimensiones de la crisis que confronta el país. Igualmente, elevan a consideración de los partidos que hace vida en la MUD un conjunto de propuestas enfiladas hacia el objetivo de ampliar la plataforma de esta organización política. Hacen énfasis en la necesidad de incorporar la dimensión social en su accionar político y comunicacional.

Esta primera reunión se llevó a cabo en la ciudad de Valencia el  11 de mayo. En la sede de la Asociación de Ejecutivos del Estado Carabobo (AEEC) se congregaron representantes de todos los partidos políticos que encarnan la MUD regional  (AD, COPEI, Proyecto Venezuela, Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Cuentas Claras). Estuvo presente el nuevo Secretario Ejecutivo de la MUD,  el licenciado Carlos Santafé.

Esta iniciativa fue organizada por un conjunto de personalidades de la sociedad civil carabobeña (Arquímedes Román, Asdrúbal Romero, Jesús “Chucho” Ganem Martínez, Jesús Enrique Lozada, Gregorio Riera, Nelson Acosta E., Miguel Parra, Luis Tomás Izaguirre , Glenis Figueroa, entre otros).

En el marco de este encuentro, se acordó implementar mecanismos de consulta con representantes de la sociedad organizada  con la finalidad de procesar las diversas demandas que emergen de estos núcleos de la sociedad carabobeña.

A este tenor, se espera llevar a cabo otras iniciativas e iniciar un proceso de reflexión que conduzca a la elaboración de propuestas que estén a tono con la gravísima situación que confrontan los ciudadanos de este país.

Es indispensable, igualmente, dotar de una nueva identidad política a un elevado porcentaje de ciudadanos humildes dejados atrás por la actual crisis y que ya no interpretan sus necesidades dentro del marco de referencia del bolivarianismo chavista. De ahí la necesidad de hacer énfasis en la dimensión social de la crisis.

A continuación el documento:

El Tiempo de la política no necesariamente es igual al tiempo del pueblo. 
Propuesta de un grupo de ciudadanos demócratas


I-La Crisis

El país confronta una crisis de naturaleza sistémica, cuya acelerada dinámica destruye los cimientos económicos, sociales, culturales, institucionales y políticos de la nación. Cada día crece el porcentaje de venezolanos que enfrentan severas dificultades para acceder a la satisfacción de los derechos de ciudadanía más fundamentales: alimentación; salud; educación; trabajo; justicia y seguridad. El ciudadano, simplemente, subsiste; convencido que en el marco de esta crisis es ilusorio plantearse esperanzas para el futuro.

II- El Régimen ante la Crisis

Continúa aquejado de una parálisis paradigmática para tomar las decisiones que la crisis demanda. Ellas implicarían UN NECESARIO NEGARSE A SÍ MISMOS al que parecen no estar dispuestos. Esta parálisis, su negativa para abrirse al juego democrático que permita la concertación de salidas a la crisis y su evidenciada corrupción,  le han deparado al Régimen un significativo incremento del rechazo que se manifestó en la estruendosa derrota del 6D. Se ha deslegitimado. Ya casi nadie duda que bajo este régimen absolutamente refractario, dada su condición totalitaria, populista y militarista, no habrá ninguna posibilidad, ni siquiera, de iniciar la superación de la crisis actual, la cual pudiera desbordar cualquier mecanismo democrático o constitucional.

III- La oposición actual

La MUD es, y debe seguir siendo, la institución política más representativa de los factores democráticos, con reconocimiento dentro y fuera del país. De hecho, es el espacio donde las agrupaciones políticas democráticas conviven y desarrollan sus estrategias electorales unitarias. Aquí reside la clave de la victoria del 6D: una articulación orgánica entre los distintos partidos políticos que es percibida por la población en términos unitario. Condición indispensable para obtener éxito electoral y político.

Los partidos políticos que hacen vida en la MUD enfrentan, en un futuro próximo, retos electorales vitales para el futuro del país. La situación actual impone nuevas demandas a estas agrupaciones políticas. La oposición logró, con la MUD como operador político, la esperanzadora victoria electoral del 6D y el rescate de la Asamblea Nacional. Sin embargo, el Régimen en su accionar no democrático ha bloqueado, y lo continuará haciendo, todas las iniciativas constitucionales aprobadas por dicha asamblea. Es justo reconocer la batalla que están librando los diputados en la Asamblea Nacional. Hacia ellos nuestro reconocimiento.

La crisis se agrava, los tiempos se acortan y crece la indignación en el pueblo. Nunca antes como en el contexto de esta crisis devoradora de esperanzas, se cumple que EL TIEMPO DE LA POLÍTICA NO NECESARIAMENTE ES IGUAL AL TIEMPO DEL PUEBLO. En virtud de lo expresado, planteamos un conjunto de propuestas.

IV-Propuestas

-Ampliar la plataforma de trabajo de la MUD con la inclusión de todos los sectores de la ciudadanía organizados en instituciones, gremios y asociaciones. A tal efecto, deberá desarrollarse un plan de trabajo que canalice la articulación de la MUD con las demandas provenientes de la sociedad organizada.

-A tono con esta propuesta sugerir a los partidos políticos que hacen vida en la MUD incorporar en sus estrategias comunicacionales, de una manera más explícita, la dimensión social de la crisis. Las elecciones constituyen una oportunidad apropiada para profundizar las denuncias sobre el drama social que viven los venezolanos.

-Desarrollar mecanismos de lucha democrática, resistencia civil pacífica o protesta cívica, con la participación POPULAR, a fin de consolidar la presión política suficiente para lograr los cambios requeridos tendientes al ACATAMIENTO y ACEPTACION de las normas constitucionales, como lo es el REFERENDO REVOCATORIO SIN LAS DILACIONES Y ARTIFICIOS OBSTRUCTIVOS que el Régimen adelanta a través del CNE. Ceder y aceptar la NO realización de este referendo, generará la desesperanza generalizada y el abandono del soporte que hoy la población ha brindado masivamente a esta iniciativa y a la MUD.

Finalmente entendemos que la construcción de la nueva Venezuela es un reto inmenso al cual no estamos dispuestos como sociedad a renunciar.

2 comentarios:

  1. Excelente documento Asdrubal, hoy 19 de mayo vemos que pareciera que la MUD lo está tomando en cuenta en lo que respecta a la presión; falta que amplíe la plataforma de trabajo con la inclusión de todos los sectores. Y con respecto al área comunicacional creo que siempre ha actuado mas o menos bien, en lo posible.

    ResponderEliminar
  2. Excelente documento Asdrubal, hoy 19 de mayo vemos que pareciera que la MUD lo está tomando en cuenta en lo que respecta a la presión; falta que amplíe la plataforma de trabajo con la inclusión de todos los sectores. Y con respecto al área comunicacional creo que siempre ha actuado mas o menos bien, en lo posible.

    ResponderEliminar