martes, 1 de diciembre de 2015

Homenaje Universitario Post Morten al Prof. Fernando Burgos Vivas

LA POESÍA DE FERNANDO


Palabras dictadas en el homenaje universitario post morten al Profesor Fernando Burgos Vivas.
Lugar: Salón velatorio de Funeraria Santa Rosa.
Fecha: 1/12/2015 5:30 pm

La muerte de Fernando es una gran pérdida para su familia; para sus amigos entre los que tuve el orgullo de contarme; para la Facultad de Ingeniería en la que fue un maestro; para la Universidad de Carabobo; para el país.

A continuación el texto leído:

Anoche pensé que diría estas palabras.
No era yo quien las buscaba,
Eran ellas, las palabras, que venían a mí flotando en el viaje de los recuerdos.
Eran otros tiempos
y una facultad de Ingeniería que se le ha perdido al país,
cuando conocí a Fernando como compañeros de una plancha
de representantes profesorales al Consejo de la Facultad.

Carlos Alvarado  logró reunir en esa plancha
a un conjunto disímil de personalidades.

Fernando era el de las reglas claras, desde el principio.
El de las reuniones puntuales y productivas.
Las recuerdo así, cuando redactábamos un pequeño semanario
en el que informábamos a los docentes de la Facultad
de lo que se decidía en el Consejo.
El VOTO SALVADO lo llamaban, porque éramos críticos.

Comenzó la amistad y un sólido ejemplo para mí de cómo vivir en Academia.
De cómo rimar lo que practicas en tu vida
con lo que enseñas.
Calidad y Productividad, Fernando hizo poesía en su vida.
Rimando con consistencia y perfecta coherencia
esas dos palabras en su cotidiano quehacer.

Siempre buscó lo mejor, pero sin parar de producir
Porque la perfección era enemigo de lo bueno, me decía.
A ella nunca la alcanzaría, pero seguiría buscándola en sus reediciones de lo producido.

Silenciosa búsqueda y dedicación. Así hizo su conocido texto.
Todavía si recorremos los pasillos de cualquier librería universitaria
de cualquier recóndita ciudad de Venezuela, podremos tener la suerte de renovar nuestro sentimiento de admiración hacia él cuando encontremos su texto:
Ingeniería de Métodos
Calidad y Productividad

A mí me ocurrió hace escasos meses,  cuando en la librería Europa de Maracaibo
conseguí su texto de cuya evolucionaria elaboración
había sido testigo de excepción por aquellos  años de amistad.

Años de lucha por una mejor facultad
Años de sueños por una universidad distinta.
Me sentí auténticamente orgulloso de haber sido su amigo.

Siempre aspiró a lo mejor para su querida Alma Máter
Como profesor, consejero, candidato a Decano en búsqueda de esquivos votos que preferían los caminos trillados.
Como Director de Planificación y coordinador de la comisión de evaluación institucional.
Tenemos que evaluarnos para ser mejores, le decía al amigo Rector.

Siempre rimando en sus ejecutorias Calidad y Productividad
La poesía de Fernando
A veces es difícil sintetizar en pocas palabras lo que ha sido la vida de alguien,
en Fernando se da la suerte de poder hacerlo.
Breves y pocas palabras vinieron a mí,
no necesitaba más, porque toda su vida universitaria a la que intento hacerle homenaje,
fue una secuencia de acordes; de armonía entre pensamiento y vida;
de sintonía entre discurso y acción; con una rima en fusas y semifusas,
y a veces en corcheas y semicorcheas, extendiéndola a todas las otras dimensiones suyas como ser humano.

Calidad y Productividad.

La poesía de Fernando.


Asdrúbal Romero M.
Al amigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario