sábado, 1 de marzo de 2014

Una iniciativa del TREN VENEZUELA que apoyo entusiastamente.

BASES PARA LA BÚSQUEDA DE UNA SOLUCIÓN CONCERTADA A LA CRISIS VENEZOLANA

28 de febrero de 2014 a la(s) 16:45
EN DEFENSA DE NUESTRA NACION


Ante la actual situación que atraviesa nuestra nación, caracterizada por un clima de violencia desbordada, inestabilidad institucional, y exaltación de la confrontación política, que ha dejado como consecuencia un deplorable saldo de heridos y muertos, de represión y torturas sistemáticas por las fuerzas públicas, de encarcelamiento de jóvenes estudiantes que ejercían su legítimo derecho de protesta contra las políticas hegemónicas que, en todos los campos, ha desarrollado el gobierno de la llamada “ revolución socialista del siglo XXI” , lo cual ha agravado la profunda crisis económica, social , institucional y moral que agobia a nuestro pueblo; NOSOTROS, quienes tenemos responsabilidades al frente de instituciones que cumplen un rol fundamental en nuestro país, presentamos a la Nación, y a la Comunidad Internacional de Países Democráticos y Libres, la siguiente propuesta, como una solución institucional y democrática, destinada a encontrar coincidencias, y caminos, mediante la mediación imparcial de entidades y personalidades que garanticen la credibilidad de un diálogo por la paz, para superar la actual coyuntura y evitar el grave y peligroso conflicto que amenaza en convertirse en una irracional y fratricida guerra entre compatriotas venezolanos, para lo cual hemos decidido constituir la


“PLATAFORMA NELSON MANDELA POR LA PAZ EN VENEZUELA “
BASES PARA LA BÚSQUEDA DE UNA SOLUCIÓN CONCERTADA A LA CRISIS VENEZOLANA





1.- Invitamos, a todos los compatriotas que interactúan en las instituciones académicas, gremiales, sindicales, juveniles, populares y de la sociedad civil, así como a personalidades de talante democrático, nacionales e internacionales, y en especial a quienes han sido distinguidos como premio Nobel de la Paz, a solicitar la urgente intervención de la Organización de las Naciones Unidas, en la persona de su Secretario General, para que instrumente y dirija el proceso de búsqueda de acuerdos entre los sectores en pugna, con el propósito de lograr que nuestro país recupere la plena libertad, la convivencia pacífica, la plena vigencia del estado de derecho y el absoluto respeto y acatamiento a los valores y principios consagrados en su Constitución Nacional.

2.- Instar, a través de dicha Plataforma, a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, para que, de oficio, mediante sus competencias de garante de la supremacía e integridad de la Constitución, DECLARE la inconstitucionalidad de la omisión de la Asamblea Nacional, en la elección de nuevos integrantes del Tribunal Supremo de Justicia, y la designación de los nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral, y en consecuencia le fije el plazo en el que debe abocarse, de manera consensuada y plural, a dichas escogencias; así como también a la del Fiscal General del Ministerio Público; el Contralor General; y el Defensor del Pueblo, todo ello con base a los requerimientos constitucionales que permitan su selección en virtud de sus altas credenciales académicas y morales, su independencia de criterios y libertad de conciencia, que constituyan garantía del ejercicio de sus funciones con apego a la legalidad, objetividad, imparcialidad, y aplicación de una Justicia igual para todos, que coadyuve al objetivo de la reconciliación de la sociedad venezolana.

3.- Instar a los organismos internacionales, como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Secretaría de Justicia y Paz de la Santa Sede, la Organización Internacional del Trabajo, el Instituto Latinoamericano del Ombudsman, la Comisión Internacional de Juristas y la Comisión Andina de Juristas; así como a los Parlamentos de países democráticos, entre otros, a que exijan al Gobierno de Venezuela, que ordene el cese inmediato de la represión contra los sectores de la sociedad venezolana que ejercen su legítimo y constitucional derecho a la protesta, en especial contra nuestros jóvenes estudiantes; y que ordene el desarme de los ilegales grupos irregulares conocidos como “colectivos”, que actúan como fuerzas de choque al servicio de la violencia.

4.- Exhortar a los integrantes de los componentes de la Fuerza Armada Nacional, a sujetar su conducta al cumplimiento de su deber fundamental de garantizar la paz e integridad de la Nación venezolana, y a acatar las disposiciones constitucionales que la definen como “UNA INSTITUCIÓN ESENCIALMENTE PROFESIONAL, SIN MILITANCIA POLÍTICA” que “ESTÁ AL SERVICIO EXCLUSIVO DE LA NACIÓN Y EN NINGÚN CASO AL DE PERSONA O PARCIALIDAD POLÍTICA ALGUNA”.

5.-Exigir al Gobierno Nacional, como demostración de su voluntad de construir la paz y de iniciar un diálogo entre los diferentes sectores en conflicto, la inmediata liberación de todos los presos políticos, y en especial del Comisario Iván Simonovis; de todos los estudiantes detenidos y sometidos a procesos judiciales manipulados con acusaciones insostenibles; el juzgamiento en libertad del dirigente Leopoldo López; el cese de la persecución a los dirigentes políticos opositores; las garantías de no persecución que permita el regreso de todos los exiliados políticos; y una investigación imparcial y objetiva para la determinación de las responsabilidades de las muertes ocurridas en los últimos días y el severo castigo a sus autores.

6.- Exigir al Gobierno Nacional plenas garantías del absoluto respeto a la libertad de expresión, al libre acceso de cualquier ciudadano a los diferentes medios de comunicación social, y el respeto a la integridad e independencia de los comunicadores sociales.

7. Crear los elementos operativos, como sede neutral y segura de reunión, escogencia de interlocutores calificados, compromiso de neutralidad de los mismos, veedurías nacionales e internacionales, y amplia e imparcial cobertura sobre el contenido y desarrollo del diálogo como garantía de su credibilidad y transparencia.

Sólo sobre bases objetivas de respeto a nuestro Estado de derecho, y el pleno acatamiento a nuestra Constitución Nacional, que determina y rige la organización y funcionamiento de nuestra vida ciudadana, podrá lograrse el restablecimiento de la paz, la reconciliación y la reconstrucción de nuestra amada PATRIA. El país no pertenece a ninguna de sus minorías, nos pertenece a todos los venezolanos en igualdad de condiciones.

Estas bases que hemos propuesto están perfectamente ajustadas a nuestro ordenamiento jurídico, son de posible aplicación inmediata o en corto plazo, y ellas permitirán encontrar el camino de la superación de la actual crisis, sin más muertos o heridos, sin más llanto y dolor, sin más odio.




Carabobo, donde nació Venezuela.

Febrero de 2014.




Por TREN Venezuela (Talleres de Reconstrucción Nacional de Venezuela)




Rubén Pérez Silva

Phillipe Thorogood

Carmelo Ecarri

Aixa Armas

Manuel Barreto

Guillermo Manonsalva

Cesar Peña Vigas

Ulises Rojas

Frank López

Yvan Sierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario